Get Adobe Flash player

Principios

En este espacio queremos utilizar las nuevas tecnologías para dar prioridad a la palabra en su forma sonora. La intención es que la palabra oida sea la transmisora del cuento, recupuerando su formato tradicional.

 

Uno de los objetivos principales que nos impulsa a contar cuentos es el siguiente,

ויבדל אלהים בין האור ובין החדש

Vayabdel Elohim bein haOr y bein haJoshech

“Para separar entre la luz y la oscuridad” (Gn 1:4)

El midrash explica, la luz hace referencia a los Ma’asim(hechos) de los Tzadikim (justos), la oscuridad es una referencia a los hechos de las personas malas. (Bereshit Rabbah 20)

 

En hebreo la palabra Ma’asim tiene un doble significado: hechos y cuentos. La enseñanza del Midrash es que hay una gran diferencia y que esta diferencia es tan grande como el día y la noche. Pero no solo en sus hechos sino tambiÈn en sus cuentos y sus historias.

 

Los sabios hebreos sabÌan que existirÌa el exilio del pueblo hebreo, y que todo el caería en un profundo letargo. Y ocurrió, en el que Sol se estaba poniendo, y un profundo sueño cayó sobre Abram y he aquí que un miedo, una gran obscuridad cayó sobre el.

 

El sueño, el miedo y la oscuridad son visiones de cuatro exilios. La caida esta símbolicamente representada por la idea de sueño. Y hoy en día hay muchos que han caido en un profundo sueño. Algunos creen que
estan en el camino correcto pero en realidad están durmiendo. Los años van pasando y –¿que hacen ellos?–.
Hay otros que se encuentran tan profundamente dormidos que ni siquiera saben que están dormidos. (Litukey Moharan 60)

 
Dice el Rabbi Najman de Breslov, la unica forma de despertar a la gente, es a traves de los cuentos. A traves de historias. La Torah es una luz muy fuerte que puede iluminar la mas densa de las negruras. Pero al igual que una persona que no ha sido expuesta a la luz durante mucho tiempo, no debe exponerse de repente al sol. Igual alguien que no tiene ningun conocimiento de la Torah solo puede ser expuesto a ella a traves de una cortina que cubra la intensidad de la luz. Y esta cortina, son los cuentos. Estas historias son una entrada que es accesible incluso a aquellos que estan infinitamente lejos.

 
Aunque nuestra intencion es darle prioridad a los cuentos sefarditas, contaremos tambien cuentos de otras tradiciones, compararemos versiones cuando sea posible. Y a veces nos adentraremos en la simbología oculta tras el cuento, y su interpretacion segun la tradicion oral hebrea.

 
 

Un cuento para explicar un principio de porqué contamos cuentos….

 

Erase una vez un rey cuya tierra iba a ser conquistada por otro rey más grande y poderoso. Durante un periodo, el rey más débil, ganó las batallas hasta que pudo retomar su reinado. Pero aún sabiendo que había ganado una batalla, no había ganado toda la guerra. Entendió que las perfidias del destino no le dejarían vivir en paz.

Y construyó así, grandes muros contra el mar, y en esta fortaleza escondió la fortuna que había amasado durante su vida. (Le pidió al escriba que colgase señales grabadas sobre piedras que describiesen los tesoros guardados en cada habitación).

Alcanzar la puerta de la fortaleza era algo imposible, pues había una maquina que cortaba las cabezas de todo el que se acercase. Y detrás de esta máquina corta cabezas, un laberinto. Pero también había una señal en la puerta del laberinto que decía, en muchos idiomas, la sabiduría que era necesaria para encontrar el camino correcto en medio del laberinto, sin ser dañado.

Los años pasaron, y el mar cubrió la fortaleza. Pasaron siglos.

Y de repente otro rey, quiso volver a instalarse en la isla. Y pobló la isla con gentes de todas las culturas, también hebreos.

Un hebreo pobre, se construyó una cabaña en aquella isla con sus propias manos. Mientras cavaba encontró, aquella piedra sobre la que el escriba grabó las señales que habían sido colgadas en la puerta de la fortaleza destrozada.

Un viernes cualquiera, apareció en la isla un hebreo errante buscado comida y cobijo para poder pasar el Sábado. El uno le contó al otro del descubrimiento de la piedra, el humilde hebreo errante le dijo, yo aun conozco uno de esos idiomas, que desvelaré para ti. Leyo el mensaje y lo comprendió. Los dos juntos fueron y descubrieron las riquezas que habían permanecido ocultas por tanto tiempo.

Rabbi Nachman de Breslov.

 

 
 

Escuche la introducción al programa

 

 

Deja un comentario